Notas

Rock Mexicano: La actualidad de los protagonistas de un sueño adolescente llamado “banda de rock”

Cuando uno es joven y comienza a abrirse a nuevas perspectivas sobre la vida y lo que la misma nos ofrece, llegan pensamientos sobre lo que a uno como individuo lo llena y empieza a hacerse de expectativas y metas a corto, mediano y largo plazo. En ese sentido, probablemente una de las cosas que llega a convertirse en uno de nuestros primeros amores en la vida suele ser la música, porque siempre está presente en los peores y mejores momentos de ella, y otras veces, pareciera que la música por sí misma va marcando nuestro ritmo de vida.

Es en ese entonces cuando el ser músico, tener una banda de rock con tus amigos y ser muy exitoso se convierte en el sueño de todo adolescente, un sueño que muchos han perseguido y que muy pocos han logrado realizar.

Imagen por: David Durán

En la actualidad, el rock mexicano cuenta con bandas de gran calibre que tuvieron su origen a finales de los 80 y principios de los 90, que han conseguido mantenerse vigentes y además trascender en una escala muy importante, no sólo nacional, sino que el eco de sus canciones ha llegado a retumbar en lugares tan lejanos como Australia o Japón; haciendo de ese sueño adolescente una realidad.

Para este 2020 podemos hablar de que bandas como Café Tacvba ya han cumplido 30 años de carrera, los cuales se dicen fácil, pero que en todo ese tiempo los oriundos de ciudad Satélite no han parado de trabajar en su música, ya sea en conjunto o en sus proyectos personales; y es que los “Tacvbos” han sido un claro ejemplo de que la constancia, la experimentación y la experiencia que han adquirido con los años, son factores clave para su éxito cosechado en una trayectoria que no se resume únicamente en los 12 álbumes que han lanzado entre trabajos de estudio, en vivos, recopilatorios, un par de unpluggeds y hasta un EP.

“Escoger canciones del repertorio de Café Tacvba para tocar en las presentaciones de celebración del 30 aniversario. No son enchiladas, como dicen por acá. Hacer la lista de canciones es todo un arte, pregúntenle a cualquier banda de rock, pues implica un acto de equilibrio: qué es lo que el artista quiere tocar y qué es lo que el público desea oír. Sólo así se logra que la energía de un show no decaiga y que el mayor número de personas salgan contentas del concierto y, entre esas personas, también incluyo a los músicos que estamos tocando allá arriba”, comentaba Joselo Rangel, guitarrista de Café Tacvba, en su columna CrockNICAS MARCIANAS del periódico Excelsior.

Y es que, si bien es cierto que muchas bandas se han ganado su lugar con arduo trabajo, también hay que decirlo, un tema que siempre sale a relucir, es que muchas de esas bandas de la vieja guardia viven de sus glorias pasadas. A Café Tacvba se le ha dicho que la calidad de sus canciones ha bajado, a Jumbo se les ha dicho que viven de tocar “pequeño gran rockstar”, a Fobia les han reprochado que la única razón de su regreso sea el dinero, y así podemos continuar con una larga lista de críticas que nunca van a terminar.

Aunque, probablemente una de las bandas a la que más se le ha reprochado de esto sea Caifanes. Casi 10 años son los que han transcurrido de su retorno a los escenarios en el Vive Latino 2011, el cual ha sido uno de los eventos que mayor expectativa ha creado y que abarrotó completamente el escenario principal de dicho festival con la presencia de más de 70 mil personas que querían ser testigos del cómo las diferencias entre Saúl Hernández y Alejandro Marcovich quedaban atrás, para que resurgiera de entre sus cenizas, la que para muchas personas, es la mejor banda que el rock mexicano ha dado.

“Cuando ensayábamos parecían 15 minutos y no 17 años (de separación). Queremos agradecerles raza por no quitar el dedo del renglón”, dijo Saúl al público del Vive Latino en su duodécima edición.

Sin embargo, lo que parecía un regreso soñado y hasta cierto punto momentáneo, se prolongó quizá más de lo debido. Con mucho pesar ahora se escucha que viven de lo que lograron en los 90, que llevan 15 años sin lanzar una nueva canción y que el dinero seguro que representa el tocar las mismas canciones en cada festival o presentación en solitario es lo que mantiene viva a la agrupación.

Lo cierto es que sí, dentro de estos nueve años en que Caifanes ha estado activo, la banda ya vio partir nuevamente a su guitarrista Marcovich y se durmió en sus laureles al continuar haciendo lo mismo que en sus mejores años, el problema es que ninguno de ellos era el mismo y por mucho que el público mexicano los extrañaba, también quería escuchar canciones nuevas que reflejaran el cambio como personas y músicos que experimentaron.

Lastimosamente las cosas no fueron así, siendo hasta el 8 de marzo del 2019 que Caifanes lanzó una nueva canción bajo el título de “Heridas”, la cual fue estrenada ante un público durante su presentación en el Vive Latino 2019 y que no tiene planes de ser acompañada por otras para formar un álbum. En lo que respecta al recibimiento de los medios y el público, digamos que no causó un gran impacto, la canción cumple y tiene detalles muy característicos de la banda, pero difícilmente será coreada a la par de temas emblemáticos como “La célula que explota” o “Viento”.

Imagen por: David Durán

Es entonces cuando resurge la pregunta ¿El rock mexicano sobrevive de sus viejas glorias?

Tajantemente la respuesta sería no, quizá el ejemplo de Caifanes sea un espejo de lo que pudiera ocurrir con otras bandas al querer lanzar música nueva, por lo que deciden no arriesgarse y continuar con su repertorio que hasta la fecha les ha dado cierto nivel de convocatoria.

Ahora, el decir que se vive de lo hecho en el pasado es no mirar abiertamente el presente, porque gracias al trabajo de esas bandas se ha cimentado el camino para muchas otras. De cierto es que no se dejará de escuchar “El son del dolor” de la Cuca o “Kumbala” de La Maldita Vecindad, pero dependerá más del público el darle la oportunidad a propuestas frescas.

Imagen por: Notimex/Jessica Espinosa

Es de hacer notar que la industria ha cambiado, antes el camino al estrellato lo marcaban las disqueras, hoy en día es bastante complicado que inviertan en varios proyectos a la vez, ya que los presupuestos para proyectos de rock o alternativos se han reducido enormemente debido a que la apuesta va en otro sentido, artistas como J Balvin o Bad Bunny son los que acaparan el mercado y el invertir en nichos mucho menores implica mayor riesgo.

Ante esto, el rock mexicano poco ha podido hacer y por lo tanto su crecimiento ha sido más lento; sin embargo, las pocas bandas que se originaron por ahí de principios del año 2000, que han sido constantes y se han sabido adaptar a esta nueva etapa de la industria musical, poco a poco están viendo como su trabajo rinde frutos. Casos muy específicos como el de Zoé, División Minúscula o Hello Seahorse pueden ser un claro ejemplo de esto, pero la pregunta seguirá abierta ¿El sueño adolescente de una banda de rock acabó? ¿O volverá a brillar con tal fuerza como lo hizo alguna vez?

NO OLVIDEN SEGUIRNOS EN TODAS NUESTRAS REDES SOCIALES:

Facebook: /FrecuenciaIndigoOficial

Twitter: @frecuenciaindi

Instagram: @frecuenciaindigooficial

Últimas noticias

¡Síguenos en nuestras redes!

Participa en el Show

¡Sé parte del Show!

¿Quieres ser parte de Frecuencia indigo? Regístrate para participar.

Regístrate

¿Quiénes Somos?

Frecuencia indigo es un proyecto que nació para apoyar a la música independiente nacional, proyectos nuevos o ya consolidados. Es un concepto diseñado para apoyar al artista independiente e inició transmisiones en enero del 2017.

Contacto

Av. de las Granjas #531, C.P. 02310, Ciudad de México, Copyright Frecuencia indigo. Todos los derechos reservados.

To Top